La biotecnología actual es intensamente interdisciplinaria, caracterizada por la reunión de conceptos y metodologías procedentes de varias ciencias para aplicarlas tanto a la investigación básica como a la resolución de problemas prácticos y la generación de bienes y servicios.

En cada sector, se describen casos de éxito, productos o procesos que ejemplifican los beneficios de la biotecnología permitiendo asociar a la innovación descrita el beneficio económico, técnico y ambiental correspondiente.

En términos generales, las razones por las que las industrias básicas y de la transformación, se orientan rápidamente hacia la biotecnología, se debe a que a través de la biotecnología se pueden obtener productos, compuestos químicos y materiales.

La biotecnología ya ha tenido un considerable impacto económico en el sector de los alimentos, pues desde 1990 se han puesto en operación sistemas de diagnóstico y bioconversión de almidón; se han comercializado edulcorantes y saborizantes, se han diseñado procesos de producción de jugos, aminoácidos, pigmentos y vitaminas; productos de fermentación, enzimas para elaboración de quesos, productos lácteos y levaduras híbridas. Desde 1995, se han comercializado bacterias modificadas genéticamente y enzimas recombinantes, como elementos saborizantes que mejoran la calidad de los alimentos, en particular los lácteos fermentados y madurados. De igual forma se han desarrollado enzimas y biosensores para la producción y monitoreo a nivel industrial.

En el sector agrícola, se encuentran disponibles variedades transgénicas de tomate, papa, algodón, tabaco y soya, que presentan características de resistencia a herbicidas, virus, insectos o algunas otras cualidades específicas.

En el siguiente cuadro se presentan datos económicos que la biotecnología ha demostrado en los diferentes sectores de los países de la OCDE.

Impacto Económico de la Biotecnología en los Países de la OCDE

(Van Beuzekom y Arundel, 2006)

AÑO

AGRICULTURA Y ALIMENTACIÓN

PRODUCTOS SANITARIOS

PRODUCTOS QUÍMICOS

ENERGÍA

TOTAL

(MILLONES

DÓLARES)

1980

37%

37%

12%

11%

5-20,000

1990

21%

29%

13%

37%

40-45,000

2000

48%

22%

12%

18%

45,000-200,000

 

Los datos del cuadro anterior permiten inferir que la riqueza generada por los productos biotecnológicos está determinada por los requerimientos en alimentación, agricultura y sanidad. El sector químico y energético representa sólo una pequeña parte.

El valor estimado para productos agrícolas y alimentarios sufrió un retroceso en 1990, mientras que el valor del sector de la energía se triplicó. Las expectativas de transformación de plantas no han dado durante este tiempo los resultados esperados. La estimación del sector energético tampoco ha sido correcta porque la producción de metano a partir de biomasa no ha podido cubrir los volúmenes esperados, debido a problemas técnicos y económicos de rendimiento, ya que ha disminuido el entusiasmo inicial en esta fuente de energía como alternativa a las fuentes fósiles.