¿Quiénes somos?

Somos mujeres universitarias que buscamos transversalizar la perspectiva de género en la UAQ e impulsamos procesos de autonomía para transformar las relaciones entre mujeres y hombres en todos los ámbitos.

 

¿Qué queremos?

Queremos que exista un espacio institucional que perdure y trascienda para que en la UAQ se transmitan, construyan y difundan conocimientos que reconozcan la presencia y aporte de mujeres y hombres en los pensamientos científico, político, filosófico y artístico.

 

¿Hacia dónde vamos?

Consolidar la creación del Instituto Género UAQ para que en la comunidad universitaria construyamos nuevas relaciones, prácticas y discursos que incluyan la diversidad de miradas comprometidas con el cambio social.

 

Historia

En la Universidad Autónoma de Querétaro, no es ajeno ya -como lo era hace 25 años-, a que los problemas derivados, no de la diferencia, sino de la jerarquización de la diferencia, son múltiples y variados. Algunos de estos problemas tienen una cara cruel, otros están naturalizados, casi imperceptibles; cotidianos.

En este orden, ha sido exigencia de necesidad conocer sus orígenes, las estructuras que les subyacen, los imaginarios colectivos, las representaciones sociales, las ideologías, la educación, los procesos de emancipación y los de subordinación, la larga marcha de las mujeres por la conquista de sus derechos, así como de quienes se posicionan en uno u otro lado de la gran diversidad sexual.

Investigadoras e investigadores de la Universidad Autónoma de Querétaro, hemos asistido también a nuevas preguntas como la configuración de las masculinidades y lo que de ello ha producido dioses, institucionalidad, leyes y reyes; estructura y ciudad, pero también demonios, dictadores, fascismo y crueldad encarnada en mano visible o invisible y muerte. Preguntas, que recientemente se asoman con aguda crítica. 

Las preguntas prácticas han aparecido también, con respecto a los modos en que la jerarquización de la diferencia se refleja en los impactos diferenciados de la economía y las acciones gubernamentales y sus presupuestos, en la simbolización, uso, deterioro y apropiación del territorio y de los recursos naturales, en las olas migratorias y demográficas, así como en la salud, su cuidado y medicalización, entre otros grandes temas.


Esto es lo que  estudiosos y estudiosas del género tratamos de conocer, desmontar, deconstruir, desarmar, con el interés siempre visible de encontrar inflexiones de la realidad por donde nuevas prácticas sean viables. 

El Estado, el gobierno y la política también han sido referentes para los y las estudiosos del género, ya sea como objeto de estudio desde una perspectiva de género, como destinatarios de los hallazgos o como lugar en el que están o no están y en que proporción hombres y mujeres.

Pero también, porque sabemos que en el núcleo de todos estos grandes temas está la subjetividad, y el propio sujeto, nos hemos preguntado sobre el papel que la diferencia sexual ha tenido a lo largo de la historia en las diversas formas de subjetivación, sus transformaciones y mutaciones, acerca del dolor, el sufrimiento, la mordaza a los gemidos del goce femenino; mariposas negras que como figuras emblemáticas revolotean cuando lo prohibido produce marcas e historia en el cuerpo de las mujeres y que algunos hombres cargan a cuestas sin reposo. Preguntas que los estudios solo pueden develar a medias para que cada cual en el texto, en el coloquio, en el diván, en el grupo, en el movimiento o en el gobierno se reposicione frente aquello que lo subyuga y lo somete.

Preguntas todas que hemos intentando responder y cuyas respuestas hemos tratado de convertir en propuestas, posicionándolas en diversos espacios académicos, gubernamentales (locales, estatales y federales), en el Congreso, en el Senado, y en la Organización de las Naciones Unidas de la mano o en las organizaciones de la sociedad civil (nacionales, regionales latinoamericanas e internacionales) y en la comunidad, participando con nuestras herramientas en el conjunto del movimiento feminista y por los Derechos Humanos.