Educación a Distancia

 

En el sorprendente mundo actual, en el que cada día se descubren nuevos avances tecnológicos en todas las áreas, es natural que el área educativa en la formación del profesional de enfermería también reciba sus beneficios y que introduzca las nuevas tecnologías a la educación, lo cual a su vez demanda la construcción y depuración de nuevos modelos pedagógicos que se adapten a este nuevo paradigma, por lo que se requiere de tecnologías de información y comunicación que favorezcan la creación de auténticas comunidades de aprendizaje, buscando consolidar metodologías colaborativas de aprendizaje donde se aprende por la participación de todos y no solamente del profesor.

 

Entre los retos que enfrenta la enfermería mexicana en nuestro país se encuentran: la implementación de tecnología adecuada para llevar a cabo la masificación de la educación, la interactividad, así como elevar la calidad y la productividad educativa, el nivel de los programas de enseñanza, proporcionar una atención individualizada y vincular adecuadamente al educando con el sector productivo.


La Educación Virtual en la facultad de enfermería de la Universidad Autónoma de Querétaro, México, surge con la finalidad de extender, mejorar y hacer más eficiente la forma de enseñanza y el diseño de espacios virtuales, propiciando horarios más flexibles para que los participantes continúen su educación fuera de las aulas en cualquier tiempo que tengan disponible, lo que la hace más interesante y valiosa para todos.


En el año 2001, la Facultad elabora el Proyecto de Educación a Distancia, para su programa de Maestría en Ciencias de Enfermería. En ese mismo año fue propuesto y aprobado por las autoridades de la UAQ, iniciando los cursos de capacitación para los profesores que participarían en el proyecto, abordándose temas básicos para la implementación de la modalidad como educación alterna, tales como: Diseño Instruccional, uso de herramientas informáticas y elaboración de material didáctico impreso y en línea.

 

Por su parte el área de informatización de la UAQ, desarrolló un portal interactivo a través de Internet denominado Sistema de Aprendizaje en Línea (SAL), con la finalidad de estimular a los maestros y alumnos, para considerar el aprendizaje como una acción continua, autónoma y permanente, independientemente del tiempo y lugar. Además para el desarrollo de las videoconferencias que en tiempo real apoyarían a la Maestría y la Licenciatura, se contó con la asesoría técnica para el uso de equipo de transmisión.

 

De esta forma, en el año 2002 se inició la Maestría en Enfermería en su Modalidad a Distancia, constituyéndose en la primera Facultad dentro de la UAQ y la primera Facultad de Enfermería a nivel nacional, en ofertar un programa educativo que utilizaba las ventajas del uso de nuevas tecnologías, favoreciendo la comunicación entre diferentes sedes remotas. En 2003 se integra el proyecto del programa complementario de la Licenciatura en Enfermería.

 

El proceso de transición de una universidad tradicional, que imparte educación en forma presencial, a una universidad bimodal (porque ahora imparte educación a distancia, a través del uso de las NTIC’s), no ha sido una tarea fácil, porque obliga a las autoridades de la institución a involucrarse en un proyecto a largo plazo, en el que se hace necesario el desarrollo de proyectos paralelos que son parte de un todo coherente en el plano de un gran proyecto institucional.


Hasta el momento, se han recogido las siguientes experiencias:

    • Los programas son totalmente a distancia.
    • Para generar cierta interrelación entre los participantes, se hace necesaria la incorporación de técnicas grupales para estimular la participación, cohesión y colaboración del grupo, a través de un coordinador de sede.
    • El tiempo de preparación y atención del curso puede considerarse como superior a un curso presencial.
    • Se hace necesario para los novatos en experiencias educativas a distancia, explicar cómo se desarrollará el programa en general (uso de herramientas tecnológicas) y en especial la utilidad de las videoconferencias.
    • La mayor parte del trabajo entre facilitadores y participantes (tutorías), depende del uso del correo electrónico